25 septiembre 2020

OFERTAS DE EMPLEO EN DIFUSIÓN

Os dejamos una recopilación de ofertas de empleo privado actualmente en difusión.


Ofertas de empleo en los alrededores de Seseña (Puedes filtrarlas según tus intereses profesionales).

Ofertas de empleo temporal en Seseña

Ofertas de empleo en Madrid y alrededores  (Puedes filtrarlas según tus intereses profesionales).

Ofertas de empleo del portal Infojobs en los alrededores de Seseña 

Ofertas de El Mercadillo de Toledo (en toda la provincia de Toledo)

Ofertas de la Bolsa de Empleo de Valdemoro (Para más información sobre estas ofertas contacta con la bolsa de empleo de Valdemoro en el teléfono 91 809 96 81)

Ofertas de la bolsa de empleo de San Martín de la Vega  (Para más información sobre estas ofertas contacta con la Bolsa de Empleo Municipal de San Martín de la Vega en el teléfono 91 894 61 11,  Ext. 105 ó 152 (Gema o Inés)).

Ofertas empleo municipios Toledo (Municipios como Talavera, Toledo y restos de municipios de la provincia)

Ofertas de empleo de la Agencia Colocación de Getafe Para más información sobre estas ofertas contacta con la bolsa de empleo de Getafe en el teléfono 91 665 44 00)

Ofertas empleo de Alcorcón Para más información sobre estas ofertas contacta con la bolsa de empleo de Alcorcón en los teléfonos 91 664 84 15 // 91 664 85 52 // 91 664 85 56 // 91 664 85 59

Ofertas empleo municipios Toledo Para más información 925 25 09 20

Ofertas empleo municipios Toledo Para más información 925 25 38 14

Ofertas de empleo de los Servicios Públicos de Empleo de Castilla Mancha

Ofertas de empleo de los Servicios Públicos de Empleo de la Comunidad de Madrid

Ofertas de la Dirección General de Empleo de la Comunidad de Madrid

24 agosto 2020

MUJERES QUE HACEN LA HISTORIA: OLIVIA DE SABUCO

 

 (1562-1622). FILOSOFA, CIENTÍFICA 


“En la soledad se halla lo que muchas veces se pierde en la conversación”. O.S.

Son muchos los casos de mujeres cuya obra, ya sea literaria, científica o artística se ha visto oscurecida o incluso plagiada por hombres de la manera más vil posible. Oliva Sabuco fue una mujer digna del calificativo de filósofa, pensadora, humanista y doctora. Pero, a pesar de que en vida fue reconocida por sus coetáneos, pronto sus ideas fueron adoptadas por otros como propias y siglos después se le llegó a negar su talento. Oliva Sabuco fue una adelantada de su tiempo pero su condición de mujer impidió colarse en la lista de los grandes de la historia.

La hija del boticario

Oliva Sabuco de Nantes Barrera nació el 2 de diciembre de 1562 en la localidad albaceteña de Alcaraz en el seno de una familia acomodada. Su padre, además de boticario, fue durante largo tiempo, Procurador Síndico de la ciudad. Es muy probable, aunque no está documentado, que Oliva recibiera su primera educación en el colegio para niñas de las madres dominicas en su ciudad natal. Pero posteriormente, rodeada de un buen número de intelectuales que se relacionaban con su familia, Oliva tuvo la posibilidad de aprender medicina, botánica y ciencias naturales de la mano de su padre. Su padrino, el doctor Alonso de Heredia también fue clave en su educación, así como su hermano mayor que había ido a la universidad para ser boticario como su padre. La educación de Oliva la completaron otros eruditos amigos de la familia que le enseñaron latín.

Una educación más que excepcional para una joven del siglo XVI que supo aprovechar con gran inteligencia y talento.

Oliva Sabuco hacía hincapié en la necesidad de conocerse a sí mismo y la capacidad de ejercitar la libre determinación, gracias a las cuales y, junto a la toma de decisiones éticas, se podría alcanzar la esperanza, la salud y una larga vida, controlando las pasiones y emociones.

Habiendo investigado la interacción entre lo físico y lo psicológico, escribió una serie de tratados sobre los fenómenos psicosomáticos y la naturaleza humana en que explica los efectos de las emociones en el cuerpo y el espíritu, cuestionando así la medicina predominante. Analizó en profundidad las teorías de los antiguos filósofos y escribió una primera teoría de lo que hoy se llama psicología aplicada.

Al comprender el papel importante que el cerebro y las emociones tenía en la salud y la enfermedad, gracias a sus estudios, los médicos pudieron tratar y prevenir varias enfermedades, y promover un estilo de vida saludable.

Un libro polémico

Todo aquel conocimiento unido a una magnífica capacidad intelectual dieron sus frutos en forma de libro. En 1587 Oliva Sabuco publicaba una obra que puede ser calificada de enciclopédica: Nueva filosofía de la naturaleza del hombre, no conocida ni alcanzada de los grandes filósofos antiguos; la cual mejora la vida y la salud humana.



En su magna obra, Oliva aborda temas tan modernos como la medicina psicosomática y se adelanta a otros sabios como Descartes o Servet, mientras no duda en cuestionar a los grandes hombres del pasado como Aristóteles o Galeno. Como pensadora fue también una adelantada a su tiempo al abordar cuestiones tan modernas como la libertad del individuo, la dignidad humana o el pacifismo.

La Nueva filosofía, formada por cinco tratados, tuvo tal éxito que al año siguiente ya se había hecho una segunda edición a la que le siguieron siete reediciones hasta 1734, algo poco común en aquellos tiempos. La obra de Oliva traspasó fronteras llegando a Europa y América, lugares demasiado lejanos para una mujer que no pudo defenderse ante las escandalosas copias de sus ideas que la historia terminó atribuyendo a otros. Hombres, claro está.

Oliva Sabuco aun tendría su sufrir un nuevo golpe a su obra muchos siglos después. Cuando a principios del siglo XX se descubrió un supuesto testamento de su padre en el que parecía apropiarse de la autoría de la obra de su hija, se inició un encendido debate entre los defensores de uno y de otra.

De la vida personal de Oliva se sabe que se casó en 1580 con Acacio de Buedo pero en ningún documento se deja constancia ni de su posible maternidad ni tan siquiera de la fecha de su fallecimiento, la teoria mas extendida dice que  terminó sus días en el convento de hermanas dominicanas en Alcaraz y tomó el hábito monástico. Allí falleció en 1622.

La Nueva filosofía ha sido estudiada por filósofos, médicos, físicos, psicólogos, farmacéuticos, poetas, historiadores, biólogos, etc., durante los últimos 400 años.



Si quieres profundizar mas sobre Olivia, te recomendamos los siguiente libros: 

Mujeres pensadoras. Místicas, científicas y heterodoxas, Vicenta Mª Márquez
Oliva Sabuco: filosofía y salud, Eduardo Ruiz Jaren
Musa DécimaJosé María Me





04 agosto 2020

MUJERES QUE HACEN LA HISTORIA CARMEN DE BURGOS Y SEGUÍ

    
 

Perteneció a una de las “buenas familias almerienses” de finales del siglo XIX y principios del XX: hija de Nicasia Nieto y José Burgos Cañizares, vicecónsul de Portugal, dedicado al negocio de explotación de minas. Vivió su infancia entre Rodalquilar, en el cortijo 
familiar de La Unión y la capital almeriense. Este escenario, sus paisajes y sus gentes serán un elemento recurrente en algunas de sus obras como señas de identidad. Ya adolescente recibió en la capital una educación propia de su clase. Se casó muy joven con Arturo Álvarez Bustos, periodista con quien colaboró activamente en su periódico Almería Bufa, que tenía la imprenta en la calle de las Tiendas. Fue infeliz en su matrimonio y se separó en medio del escándalo de una ciudad de provincias a finales de siglo, abandonando su casa del Malecón de la Rambla en 1898 y trasladándose a la de sus padres.

Su formación la había iniciado durante su matrimonio, llevada por su espíritu independiente de mujer luchadora. Comenzó sus estudios de Magisterio como alumna libre en Granada, obteniendo los títulos de Maestra elemental (1895) y Maestra superior (1898). En esas fechas compaginó sus trabajos periodísticos con la dirección en la capital almeriense del colegio privado de niñas Santa Teresa, en el distrito de las Huertas, donde destacó por sus ideas pedagógicas en la línea de la Institución Libre de Enseñanza. En mayo de 1901 ingresa por oposición como profesora de la Escuela Normal de Guadalajara. Desarrolló una intensa actividad literaria con constantes viajes a Madrid atraída por su vida cultural y realizó un primer viaje de ampliación de estudios al extranjero: Francia, Italia y Suiza (1905-06), al que seguirían otros a Europa pensionada por la Junta de Ampliación de Estudios. En ese año realizó un curso de Metodología para la enseñanza de sordomudos y ciegos. 


En el curso 1906-1907 estuvo en comisión de servicios en la Escuela de Artes e Industrias de Madrid, donde desempeñará la Cátedra de economía doméstica. En 1907 fue destinada a la Escuela Normal de Toledo. En 1908-09 se le abre un expediente en la Escuela, ella lo atribuye a su actitud e ideas avanzadas, pero lo cierto es que son momentos de gran actividad literaria con dificultades para compaginar su labor docente; se prepara entonces el primer número de la Revista Crítica. En el fallo del expediente se estima falta de pruebas y se reconoce su prestigio social, no olvidemos que ya entonces Carmen estaba muy reconocida en los círculos intelectuales y políticos madrileños. 

En noviembre de 1909 sale de provincias y se traslada definitivamente a Madrid, siendo nombrada profesora especial de la Escuela de Artes y Oficios de Madrid para impartir elementos de Historia del Arte y, ese mismo año, fue nombrada profesora numeraria de la sección de Letras y prácticas de enseñanza de la Normal Central, en la que permaneció hasta su muerte en 1932.


      Pero la verdadera vocación de Carmen de Burgos fue la de escritora. Se incorporó al Magisterio como muchas mujeres de aquella época por una salida profesional digna, la única que le garantizaba su independencia y le proporcionaría una pequeña renta económica que le permitiera escribir. Y escribió mucho: encargos periodísticos, traducciones, cuentos; pronunció conferencias, lo que le permitía aumentar los precarios ingresos como profesora. Como amiga de Blasco Ibáñez, fue una estrecha colaboradora de la editorial Sempere que él dirigía. Realizó numerosos trabajos de traducción, obras de autores como Max Nordau, Ruskin, Renán, Tolstoi, Anatole France, Nerval o Salgari.

      En el periodismo fue precursora: la primera redactora de un periódico y la primera mujer corresponsal de guerra. En Madrid comenzó colaborando en diversos periódicos, escribió artículos para La Correspondencia de España, El Globo, el País, etc. hasta que en 1904 es contratada como redactora del periódico El Diario Universal, donde tenía una columna diaria en la primera página titulada “Lecturas para la mujer”. En esas fechas adoptó el que sería su seudónimo: Colombine. En abril de 1904 forma parte como periodista de la delegación que acompaña al rey Alfonso XIII en su viaje a Almería. Visita la Escuela de Artes, el Hospicio y la Cárcel y a su regreso a Madrid publica dos artículos sobre su estancia. En 1906 trabaja en El Heraldo, como corresponsal de este periódico estuvo en 1909 en Melilla cubriendo la guerra al norte de Marruecos y también informó sobre la Primera Guerra Mundial.

      Mujer con grandes inquietudes, fruto de su viaje por el Viejo Continente escribirá Por Europa, publicado en 1910. A lo largo de su vida realizó varios viajes al continente americano. En 1913, nuevamente becada por la Junta de Ampliación de Estudios, viaja a Argentina, a su regreso llega al puerto de Almería y es recibida como una almeriense ilustre por una amplia comisión formada por una representación del Ayuntamiento, Círculo Mercantil y niños de distintos colegios. Aceptó la invitación que le hizo el Círculo y dio una conferencia con el tema “Impresiones de Argentina”, donde expone la realidad del país. Ferviente europeísta y viajera incansable, entrevista a personajes como el presidente de Portugal, es recibida en audiencia por el Papa Pío X, al tiempo que da conferencias sin cesar, las ya citadas y otras como: “La mujer en España” (Asociación de la Prensa, Roma, 1906); “Misión social de la mujer” (El Sitio, Bilbao, 1911) o “Influencias recíprocas entre la mujer y la literatura” (Centro de Cultura, Logroño).



 Vitalmente feminista, fomentó el debate y la opinión en temas comprometidos para la época como el divorcio o el voto de la mujer. En 1904 realizó en su columna diaria del Diario Universal una encuesta sobre el tema del divorcio; entre enero y junio recogió las opiniones de intelectuales, políticos y personajes destacados de la época sobre este tema. Participaron personajes de la talla de Emilia Pardo Bazán, Miguel de Unamuno, Pío Baroja o Antonio Maura. En el plebiscito, como lo llama la propia Carmen, se recogieron hasta dos mil opiniones en su mayoría favorables al divorcio. En 1907, desde las columnas de El Heraldo, realiza otra encuesta sobre el voto femenino, fue un debate público antesala de la reforma legal que se aplicó en la II República. Su actitud vital fue consecuente con sus escritos, participó en innumerables actos y, en 1921, salió a la calle para exigir el voto femenino a las puertas del Congreso. También se implicó en otras causas como sus campañas en pro de los sefardíes, su apoyo a la abolición de la pena de muerte o su defensa de la infancia, en clara actitud pedagógica sobre la mejora de las condiciones higiénicas y de salud.

      Mujer singular en un contexto histórico donde las mujeres eran marginadas de los espacios y mecanismos de poder, tuvo amistad con personajes destacados de la política como Romanones, Moret; de la literatura, como Rubén Darío o Blasco Ibáñez. Creó una tertulia literaria -los miércoles de Colombine-, que reunía a jóvenes artistas y escritores, donde conoció a Ramón Gómez de la Serna, con quien mantuvo una relación amorosa y de colaboración intelectual entre 1908 y 1929. Libre de prejuicios, fue incomprendida y desaprobada en su tiempo por la gran diferencia de edad entre ambos. Vivieron y escribieron juntos hasta 1930, cuando Ramón se marcha a París y, poco después, conoce a Luisa Sofovich, con quien se casó. Sin embargo, la amistad con Carmen la mantuvo hasta el final.

      Su producción literaria es abrumadora, escribió más de un centenar de novelas cortas, libros de viajes, artículos, biografías y traducciones. Tuvo relación con la corriente naturalista a través de Blasco Ibáñez, mantuvo contactos con escritores modernistas y estuvo vinculada a la corriente novecentista. Escribía muy rápido, quizá por ello a sus textos les falte el reposo para pulirlos, pero tuvo un gran éxito de crítica y público. Entre sus numerosas obras podemos citar: Los Inadaptados (1909), El honor de la familia (1911), El abogado (1915); Los usureros (1916), Ellas o Ellos y Ellos o Ellas (1916); El último contrabandista (1917), Puñal de claveles (1931), Quiero vivir mi vida (1931) o Los endemoniados de Jaca, publicado después de su muerte; Cartas sin destinatario (Bélgica, Holanda y Luxemburgo) (1912), libro de viajes.

      En su defensa de los derechos de las mujeres evolucionará de un carácter regeneracionista hacia una progresiva toma de conciencia. Se implica en todo aquello que supone una defensa de las mujeres. Así, forma parte de las Juntas de Damas de la Unión Ibero Americana, organización de carácter conservador para evolucionar hasta posiciones de feminismo más radical. Su pensamiento se inserta en el contexto de su época, si en los primeros momentos defiende el papel de la mujer como madre y esposa o la contraposición entre feminismo y feminidad, evoluciona defendiendo el derecho de la mujer a la educación en igualdad de derechos, aunque es cierto que no llegó a cuestionar la división sexual del trabajo. Mantuvo toda su vida una actitud feminista que llevó desde la lucha individual a la lucha colectiva. Para ella, la mujer se liberaría a través de la educación. Fue una precursora de los derechos civiles de la mujer.
     
       Adelantada para su tiempo, inconformista, libre de prejuicios, defensora de los derechos de la mujer, de los ideales de progresismo y de las causas en pro de la igualdad y la libertad, fue una de aquellas mujeres silenciadas por la censura de la época, que la investigación está rescatando del olvido. De personalidad arrolladora, estaba abierta al conocimiento y comprometida en todos los acontecimientos de su tiempo. Tuvo una vida intensa en lo personal y en lo intelectual y fue un modelo de compromiso progresista.

01 julio 2020

MUJERES QUE HACEN LA HISTORIA Edurne Pasaban


Edurne Pasabán Lizarribar (Tolosa, Guipúzcoa, 1 de agosto de 1973) es una alpinista española y la primera mujer en la historia en ascender a los 14 ochomiles (son montañas de todo el mundo de más de 8000 metros de altura) del planeta y la vigésimo primera persona. Completó su gesta en 9 años, desde su primera ascensión a un ochomil en el Everest el 23 de mayo de 2001 a la última del Shisha Pangma el 17 de mayo de 2010. 

La alpinista surcoreana Oh, Eun-Sun reclamaba haber completado antes la ascensión a estas 14 cimas, aunque al final le dieron la razón a la española.2 Las siguen la austriaca Gerlinde Kaltenbrunner, que el 23 de agosto de 2011 completó los 14 ochomiles, aunque todos sin ayuda de oxígeno. La tercera es la italiana Nives Meroi con 12 cumbres. 
La alpinista guipuzcoana contó habitualmente entre sus principales patrocinadores con el programa de Televisión Española (TVE) Al filo de lo imposible, que la acompañó en sus últimas ocho ascensiones
El 17 de abril de 2010, alcanzó la cima del Annapurna (8.091 m), junto a Asier Izaguirre, Alex Txikon, Joao Garcia y Nacho Orviz. Fue su decimotercer ochomil.
durne había conquistado en ese día, los 14 ochomiles. Llegó a la cima con sus compañeros de expedición Asier Izaguirre, Alex Txikon y Nacho Orviz, tres miembros de una expedición italiana (Mario Panzeri, Michele Compagnioni y Alberto Magliano), y varios miembros de otras dos expediciones, española y japonesa, respectivamente.


Después de esta etapa heroica de los 14 ochomiles, se ha dedicado a dar conferencias y a crear una empresa de viajes. Ha hecho poca montaña, comparado con lo que estaba acostumbrada a hacer.
Ha seguido viajando al Himalaya, a escalar; y ha estado ocupándose de los proyectos de la “Fundación Montañeros para el Himalaya Edurne Pasabán”. Es una fundación privada sin connotación religiosa o política, sin ánimo de lucro, que agrupa a montañeros solidarios con los niños y niñas de las montañas del Nepal, Pakistán, Tíbet, India y Bhután, con la esperanza de abrir una vía a la educación. Entre otras han terminado la construcción de 155 viviendas. Comparte filosofía y proyectos con “Montañeros para el Himalaya”, con sede en Andorra.
Además, según sus propias palabras, ha “estado intentando hacer el ocho mil más grande de mi vida, el ocho mil que nunca dejas de escalar, he estado creando una familia”.
Ahora tiene un compañero para la escalada del décimoquinto ochomil, que no está en el Himalaya, pues manifestó públicamente su intención de formar una familia y ser madre, algo que siempre vio como incompatible con su carrera en la montaña. Ahora es madre de un bebé llamado Max.
Aparte de este último “premio”, Edurne Pasabán ha recibido múltiples reconocimientos públicos a su magnífica gesta deportiva, honra de España y del deporte femenino.
Reside y trabaja en Barcelona, impartiendo conferencias sobre superación personal en ESADE, de la Universidad Ramón Llull. Se prepara para obtener el título de entrenadora personal y se entrena de forma diaria tres o cuatro horas en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat (Barcelona).
En noviembre de 2015, reabrió el Abeletxe, restaurante de Zizurkil, que durante décadas regentó su familia. El caserío, rehabilitado como un espacio de lujo, se dedica exclusivamente a eventos, como bodas, celebraciones familiares o reuniones de empresa. La inauguración incluyó un desfile con modelos de Isabel Zapardiez y numerosos invitados, como la soprano Ainhoa Arteta.


17 junio 2020

CURSOS GRATUITOS AYUNTAMIENTO DE SESEÑA

YA ESTÁ ACTIVA LA PLATAFORMA DE FORMACIÓN ON LINE, una vez subsanados los problemas técnicos e incorporado una serie de mejoras para que la herramienta sea más intuitiva y sencilla para las usuarias/os.

Para acceder tendrás que registrarte como usuaria/o a través de la web del CIFE.

https://formacion.cifesesena.es/



29 mayo 2020

MUJERES QUE HACEN LA HISTORIA: GUADALUPE HERNANDEZ

Lupe Hernandez creo en 1966 el Gel Antibacterial.


Lupe Hernández,   era una estudiante de enfermería  en Bakersfield , una zona de California dedicada principalmente a la agricultura y minería. Lupe era  consciente de la escasez de agua y jabón , principalmente en las zonas rurales, y de la importancia que estos elementos tenían para su trabajo y el cuidado de los pacientes. 
A Hernández se le ocurrió inventar una sustancia con fuerte presencia del alcohol, que fuera fácil de acarrear y cumpliera el efecto de librar las manos de gérmenes y bacterias. Descubrió que el alcohol en forma de gel podría resultar una fórmula efectiva para desinfectarse las manos. 
Al ver el éxito que había tenido a nivel local, sobre todo en los hospitales, optó por registrar su idea como patente. 
Un golpe de azar: 
Según el diario The Guardian, una noche mientras descansaba en su casa, una entrevista captó la atención de la joven latina. Un hombre hablaba entre risas con el conductor de un late night show y explicó que parte de su fortuna la había hecho con sus inventos. En ese momento detalló la conveniencia de patentar las invenciones y dio un número telefónico para que algún televidente interesado llamara para averiguar más. A la mañana siguiente, bien temprano, Hernández llamó. A los pocos días había patentado su invento: el alcohol en gel para manos.

El alcohol en gel se convirtió en un producto que durante dos décadas sólo utilizaron los profesionales. Los laboratorios fabricaban para el uso exclusivo en hospitales. Luego también lo usaran las fuerzas armadas. Recién en 1988, la empresa norteamericana Gojo comercializó con su línea Purell el producto de manera masiva. Al principio el público no entendía bien para qué servía, cuál era su utilidad. Sin embargo, de a poco, se fue difundiendo e instalando.
Sin embargo hubo que esperar hasta la epidemia de Gripe A en 2009 para que se convirtiera en un producto verdaderamente masivo. Las campañas de concienciación para el lavado de manos, vinieron acompañadas de recomendaciones de suplir en caso de ser necesario al agua y al jabón con este producto que para ese momento ya tenía casi medio siglo de vida pero para muchos constituía una novedad.
En 2020, con la pandemia del COVID-19 se ha convertido en uno de los productos más demandados a nivel mundial.

13 mayo 2020

FORMACION ON LINE GRATUITA AYUNTAMIENTO SESEÑA

EL AYUNTAMIENTO DE SESEÑA PONE EN MARCHA LA FORMACIÓN ONLINE GRATUITA PARA PERSONAS EMPADRONADAS EN EL MUNICIPIO Y MAYORES DE 16 AÑOS.

Son cursos interactivos de formación no reglada que se ofertan a ciudadanos y ciudadanas mayores de 16 años empadronados en Seseña.

A partir del próximo 1 de junio comenzará el aula de formación digital del Ayuntamiento de Seseña, son 250 cursos online totalmente gratuitos para mayores de 16 años que buscan bien mejorar su preparación profesional o bien un desarrollo personal a través del aprendizaje.
Los contenidos que se ofrecen son muy variados y abarcan áreas como la Administración, Marketing, Diseño web, Turismo, Medio Ambiente, Informática, Idiomas, Servicios Sociosanitarios y las denominadas Soft skills (conjunto de habilidades sociales, personales y profesionales).


05 mayo 2020

EMPLEO EN CENTROS RESIDENCIALES, PÚBLICOS Y PRIVADOS DE CLM

Si eres profesional socio-sanitario quieres trabajar en los Centros Residenciales, públicos y privados, de Castilla-La Mancha para hacer frente al COVID-19, solo debes completar este formulario. Nos pondremos en contacto contigo por correo electrónico. 



30 abril 2020

MUJERES EN LA HISTORIA JUNE ALMEIDA

Esta es la olvidada historia de la mujer cuyos hallazgos son hoy fundamentales en la lucha contra la covid-19. El trabajo de Almeida sigue siendo relevante 56 años después del hallazgo y sus métodos están siendo utilizados para luchar contra la pandemia actual.

En 1964, en su laboratorio en el Hospital St. Thomas en Londres, la viróloga June Almeida vio por primera vez a través del microscopio uno de esos minúsculos agentes infecciosos con una especie de corona a su alrededor que medio siglo después mantienen en vilo al mundo entero. Almeida fue una de las pioneras de la microscopia, creó nuevos métodos de diagnóstico e imagen viral y consiguió identificar los primeros coronavirus humanos, entre otros logros. Sin embargo, no tenía estudios formales.

Nacida en 1940 en Glasgow, Escocia, June Hart era hija de un conductor de autobús y un ama de casa. A pesar de que era un estudiante brillante y ambicionaba ir a la universidad, tuvo que dejar la escuela a los 16 años por las dificultades económicas de su familia. Comenzó a trabajar como técnico de laboratorio analizando muestras de tejido, primero en el Glasgow Royal Infirmary y después en el Hospital St Bartholomew de Londres. En la capital inglesa conoció a su futuro marido, el artista venezolano Enriques Almeida, con quien tuvo una hija. Poco después la familia emigró a Canadá.

June Almeida comenzó a trabajar con microscopios electrónicos en el Ontario Cancer Institute de Toronto, donde desarrolló una nueva técnica para diagnosticar infecciones que revolucionaría el campo de la virología. Su idea fue sencilla pero efectiva: usar los anticuerpos generados por individuos previamente infectados para que delataran a los virus. La técnica se basa en el mecanismo empleado por nuestro sistema inmune para identificar y combatir elementos extraños como virus y bacterias. Nuestros anticuerpos reaccionan ante los antígenos contrarios que entran en el organismo siendo atraídos y uniéndose a ellos.  De la misma forma, cuando Almeida empezó a añadir pequeñas partículas recubiertas de anticuerpos a las muestras, se dio cuenta de que los anticuerpos se congregaban en torno al virus, señalando así su presencia.


A principios de los sesenta, June Almeida regresó a Londres para ocupar puesto en la Escuela de Medicina del Hospital St. Thomas. Allí fue contactada por el doctor David Tyrrell, director de la Unidad de Investigación del Resfriado Común. El equipo de Tyrrell trabajaba en el desarrollo en laboratorio de cultivos de los virus asociados al resfriado a partir de las muestras cedidas por voluntarios. En la mayoría de los casos lo hacían sin problemas, pero había una muestra en particular que se les resistía. Procedía de un alumno de un internado en Surrey y la habían etiquetado como B814. Por mucho que lo intentaban, no conseguían desarrollar un cultivo celular de esa muestra, así que Tyrrell se la envió a June Almedia para ver si el virus podía verse con un microscopio electrónico y averiguar así cual era el problema.

Almeida no solo logró identificar un nuevo virus, el primer coronavirus humano. También resultó que ya había visto estructuras similares cuando investigaba la hepatitis en ratones y la bronquitis infecciosa en los pollos. De hecho, años antes había intentado publicar un artículo sobre las similitudes que había observado en ambos casos, pero los correctores de la revista científica a la que lo envió lo rechazaron porque consideraron que las imágenes en las que se basaba eran solo malas imágenes del virus de la gripe.

El descubrimiento fue publicado en el British Medical Journal en 1965 y las primeras fotografías se publicaron en el Journal of General Virology dos años después. Fueron el doctor Tyrrell, la doctora Almeida y el profesor Tony Waterson, su supervisor en el St. Thomas, quienes lo bautizaron como ‘coronavirus’ debido al halo, similar a una corona, que lo rodeaba.

Con su técnica, Almeida consiguió también las primeras imágenes del virus de la rubeola, que llevaba décadas siendo estudiado, aunque nunca antes había sido observado, e hizo importantes descubrimientos sobre la estructura de otros virus que tampoco habían sido observados, como el de la hepatitis B o el norovirus causante de la gastroenteritis.

En 1967, consiguió un doctorado gracias a sus investigaciones y a los trabajos que había publicado. Unos años después, en 1976 escribió el ‘Manual para el diagnóstico rápido en laboratorio’ de la Organización Mundial de Salud. Almedia desarrolló la última parte de su carrera en la Royal Postgraduate Medical School y el Welcome Institute. Se retiró de la virología en 1985. Se convirtió entonces en instructora de yoga y montó un pequeño negocio de venta de antigüedades, aunque unos años después volvió al St. Thomas como asesora para ayudar al equipo que logró tomar las primeras imágenes en alta calidad  del VIH. June Almeida murió en 2007, a los 77 años de edad, a consecuencia de un ataque al corazón.

Fuente:https://www.mujeresaseguir.com/social/noticia/1159206048615/olvidada-cientifica-descubrio-coronavirus.1.html

TELEFONO SOBRE CONSULTA SOBRE COVID CCOO CLM

Contacta con CCOO CLM